La extensión del fenómeno

Cuando desde un barrio teóricamente no cofrade se escucha una banda de cornetas y tambores es que algo está cambiando. O bien un vecino animoso ha decidido emocionar al resto del bloque con su selección musical –a menudo acompañada de ambientación vía incienso- o es que ahora las cofradías pasan por lugares donde antes no pasaban. La extensión del fenómeno es una realidad.

Así que Doctor Fleming se convierte en escenario de racheo de costaleros, con sus coches amontonados, sus acerados antiguos y sus gorrillas quitándose el sombrero al paso de La Cena, que encara ya su camino a la Mezquita Catedral. Hay una frontera en los barrios, como si de otra realidad se tratara. Por eso sigue por el momento siendo extraño captar desde los bloques de la Avenida del Aeropuerto la imagen de un paso, bajando por Damasco (Siria), desde Costa Sol (Málaga), donde el 7sigue parando día tras día. Vistos desde arriba, los pasos tienen cierto aire terrenal, al contrario de lo que ocurre cuando los vemos contrapicados, entonces en cierta medida sobrecogen.

Seguir leyendo en radiocordoba.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s