Auténtico

“Si Marías acepta el premio: es un incoherente. Si Marías rechaza el premio: es una estrategia para vender más”. Así comenzaba una entrada en Facebook del escritor, crítico literario -y pese a todo cordobés- Vicente Luis Mora. ¿No hay manera de hacerlo bien? se preguntaba. La respuesta es sí.

Igualmente es cierto que, debido a lo que ahora llamamos los periodistas la polarización de España y el extremismo y radicalización hacia las que parece que hemos tendido, todo se convierte en cuestionable y atacable. Cito ahora a Antonio Muñoz Molina para coincidir con él en que quizá “nos vendría bien una cura de laborioso silencio”

El silencio sirve para escuchar otros argumentos, y con ello aprender. Pero hay que estar predispuesto físicamente a entrar en razón y eso, cada vez nos cuesta más. Yo, hoy por hoy, reivindico como opción lo auténtico, y a riesgo de ser despellejado propongo que esta involución en la que estamos inmersos sirva para depurar chorradas y entrar en razón, sin que lo yo diga tenga que ser recogido en los anales como verdad irrefutable, claro. Loauténtico – otra vez recurro al etimológico de Coromines- proviene del griego authentikós“que tiene autoridad” y a su vez de authentes “dueño absoluto”; si buceamos más, en su raíz está también autor, que deriva de augere “hacer progresar”. Admiro a quienes son dueños absolutos de su proyecto.

Auténtico es la gente que es libre, que no depende de disciplinas colectivas y puede decir lo que piensa a viva voz. Por ir a lo concreto: auténtico, mirándolo con perspectiva y tras haber entrado en razón a base de golpes, es que la cultura en Córdoba no necesita capitalidades, simplemente adaptarse a su ritmo, buen hacer cultural, trabajo, creatividad y – eso sí- que no pongan muchas trabas; lo auténtico es lo que ha sido concebido en base a argumentos sólidos, rigurosos, lo que ha sido rectificado si fue necesario y enriquecido con otras opiniones.  Lo auténtico huye de juegos de palabras (Iniciarte, Dinamizarte, Eutopía, Mudarte, etc ) y grandes ingenios como los que hemos ido adoptando en los últimos tiempos gracias/por culpa del inglés (Shopping Night, community manager, brunch, afterwork, etc…). Entiéndanme, lo auténtico y lo necesario es dejarnos de fuegos de artificios y convencer a nuestros hosteleros para que ofrezcan un buen salmorejo a nuestros turistas en lugar de triturar y triturar hasta conseguir 300 kilos de tan exquisito manjar para salir en no se qué libro de no se qué records.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s